Tortitas mejicanas, un nuevo mundo por descubrir.

Imagen

La comida mejicana, en general, es un mundo nuevo para los españoles, aunque curiosamente, hay pocas cosas en esta comida que nos suenen ajenas. Es cierto que en Méjico hay una serie de productos que aquí no hay (ello nos puede parecer determinante), pero la cocina mejicana de base es en el fondo, muchas verduras, legumbres, pollo o carne. Aunque es una comida que puede llegar a ser muy sofisticada y creativa, la comida mejicana, está desde luego a nuestro alcance. Y por lo tanto, vamos a empezar con unos conceptos:

  • El picante. Pica, aunque no siempre; pero es muy recomendable introducirse en el mundo del picante, y en Méjico desde luego lo manejan muy bien.
  1. Una forma excelente de hacer picantes es meter en botellita de cristal (o no), un montón de guindillas y llenarla de aceite, cuando digo un montón es un montón. Dejarlas ahí dentro unos seis meses, y luego usar este aceite para dar un toque, eso si con muuuucho cuidado!
  2. Comprarlo en una tienda.
  3. Picar una guindilla grande, o tres pequeñas, sofreírlas a fuego lento con aceite del bueno y añadirle una salsa de tomate, dejándola chup, chup! un rato largo, como 30′ – 40′, luego sal, y alguna especia si queréis. Puede llevar cebolla, pimiento verde, ajo, etc.,…
  4. Unos polvos de guindilla o paprika, o pimentón picante.
  • Verduras: cebollas,mejor rojas, deben ser suaves y sino cebolletas, pimiento verde, tomates. Es decir, verduras de las que crujen en la boca, pero…. eso no quita que algun@ quiera experimentar con calabaza o calabacín, en fin… judías verdes, pero bueno, eso no tiene buena pinta, es una opinión.
  • Quesos: Se usan de muchos tipos, fundamentalmente, fundibles, pero en esta receta, suaves, naturales, frescos, tipo burgos.Los quesos se pueden especiar con albahaca, orégano o eneldo, es decir, se echan en un bol  se le añade las especias y con un tenedor se revuelven. Nata, mejor agria. Aquí se puede experimentar con los yogures!, por favor que no sean bios de cereales.
    La nata agria es muy fácil de hacer, cada 100 ml una cucharada de limón exprimido y a batir, veréis que espesa, ah! la nata de 30% de grasa, pero, ya sabéis podéis probar con la de 18%, quedará más liquida. Por cierto, las natas y demás lácteos, como cogen los olores, si las preparamos con antelación, se cubren con un film en el bol o taza, lo apretáis hasta tocar el fondo para no dejar aire entre el film y el alimento, después se retira y aunque quede algo pegado, no pasa nada.  No os olvidéis que el aire  es necesario para la oxidación de los alimentos, por eso debemos evitar que haya aire dentro, para que no nos cambie el aroma.
  • Las Tortitas de maíz o trigo va en gustos. En esta receta usaremos las de maíz, pues las vamos a freír, las de trigo son más apropiadas para burritos
  • La carne o pescado,  el ingrediente principal, pollo o ternera, hoy usaremos pollo. Aquí si que podéis hacer volar la imaginación, pero… ojo! debe ser tiern@, y eso se controla, si es una carne dura, la picáis muy fina y ya está. Debéis pensar que se come con la manos, no hay cuchillos.

Imagen

Bien, vamos adelante, veréis que fácil!

Como para 8 tortitas:

Cocéis una pechuga de pollo, está lista cuando deja de estar roja en el interior (unos 10 minutos hirviendo suavemente), luego dejáis que se enfríe un poco y con dos tenedores la deshilacháis, es decir separáis las fibras de forma que queden como hilos de pollo, y la reserváis en un plato.

Cortáis la lechuga en tiras, el tomate en tiras y el pimiento (para calcular, ponéis la tortitas y medís con la mano la cantidad para cada una y listo), lo saláis y reserváis.

Preparáis la nata agria y el queso como os indiqué arriba, y… reserváis.

Ahora freís las tortitas de maíz (las pequeñas de unos 12 cm de diámetro), con cariño, ya sabéis que freír es lo más difícil, hay que estar encima de la cocina y vigilar. Se pondrán doradas y las sacáis a un papel de cocina para que escurran el aceite.

Una fuente muy mona y empezáis poniendo sobre la torita, la lechuga, el tomate, la cebolla o cebolleta, el pollo deshilachado, el queso y la nata agria al final coronando todo, un poco de sal y algo de cilantro picadito….. y rapidito a la mesa! que con la pinta que tienen igual no llegan.

Truqui opcional: Podéis poner en la base unos beans machacados con cebollita bien picada, pimientos morrones, tres gotas de vinagre de módena y tostadito en la sartén

Besos

Anuncios

3 pensamientos en “Tortitas mejicanas, un nuevo mundo por descubrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s