Gallo de San Pedro al horno.

img_3670.jpgEstoy haciendo un pescado al horno!

Vivo cerca del mar y he comido pescados deliciosos muchas veces, pero pocas veces los cocino, no sé porqué. Nos da cierto reparo cocinar pescado, parece algo extraño, sin embargo, pocas veces sale mal y además suelen ser platos que se hacen rápido.  Hoy como otros días he ido a comprar el pan y a tomarme una 🍺 y me enganché en la pescadería yo solit@ y me compré un Gallo de San Pedro o San Martín, o Gall de Sant Pere ; o dicho en gallego, Sanmartiño, que hoy os presento aquí. Tiene un ojo a cada lado y unas manchas negras, también a cada lado, que dicen que son las marcas de  los dedos de San Pedro y que en por San Martín está en su mejor momento, de ahí su nombre. Por ello, algo tan nombrado no os puede decepcionar. Lo malo, su precio, es un poco caro.

En general, para cocinar al horno, que es como lo he hecho esta vez, se necesita un bicho que venga del mar abierto, de ambiente frío y carne dura, con grasa, como los besugos las palometas rojas, los buenos rodaballos, etc.,…

Pero animado como estaba me dije, voy a prepararlo al horno! sin manchar la cocina y con poca cosa, así que cogí una fuente y unas patatas, algo de cebolla y perejil, pan rallado y aceite del bueno.

Primero pelé y corté las patatas en rodajas de 5 mm y las metí a cocer en agua con sal y media cebolla en juliana, es decir cortada en tiras finas, que con cuidado doré suavemente en una sartén con algo de aceite y sal a fuego lento, para que pierdan bravura. Mientras en un vaso, eché 100 ml de aceite, una cucharada de perejil, un ajo negro y una cucharada de pan rallado que mezclé con amor 💕

Cuando la cebolla se empezaba a trasparentar y las patatas se habían cocido, unté de aceite el fondo, coloqué la cebolla y las patatas en el fondo, unté con la salsa el Gallo de San Pedro por fuera y por dentro y en especial dentro de dos cortes que le hice en el lomo, lo salé abundantemente y lo metí en el horno a 180° durante 20’ o hasta que se doró un poco (los pescados poco tiempo en el calor), le dí un toque de tostado y a la mesa

Puedo deciros que estaba delicioso, que comprar pescado siempre obliga a comértelo pronto porque no aguantan mucho sin estropearse (además, lo mejor es que cuanto más frescos, más ricos) y para los que no nos gusta la programación es un incordio, reconozco que vale la pena probar ese exquisito manjar que solo requiere calor y poco más. Su carne blanca y prieta os sorprenderá.

A disfrutar !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s